Ofrecida gran función dedicada al 8° Congreso del PTC bajo presencia del Secretario General Kim Jong Un
  El 13 de enero tuvo lugar con gran concurrencia en el Palacio de Deportes de Pyongyang la gran función "Canto al Partido" en saludo al 8° Congreso del PTC.
  La presenció Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo, Presidente del Comité de Estado y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la RPDC.
  La vieron también Choe Ryong Hae, Jo Yong Won, Ri Pyong Chol y Kim Tok Hun, miembros del Presidium del Buró Político del CC del Partido y los delegados del 8° Congreso.
  Al son de la música de la ocasión, el Secretario General apareció en el palco y todos los espectadores le rindieron la máxima gloria en traducción de su veneración y sentimientos de confianza en él.
  En la función ofrecida en dos partes, se presentaron los creadores, artistas, deportistas, niños y escolares de los conjuntos artísticos y organismos de educación artística militares y civiles del país.
  La primera parte narra con emoción las proezas imborrables de los grandes Líderes Kim Il Sung y Kim Jong Il, quienes desarrollaron nuestro Partido en la fuerza orientadora poderosa de la revolución y crearon la nueva historia en la construcción del socialismo a nuestro estilo que ostenta la independencia, la autarquía y la autodefensa.
  La segunda canta en lo épico la lealtad repleta en el corazón de millones de coreanos que abrillantan la gran era de Kim Jong Un como época de esplendor de la construcción del Estado próspero en pos de la bandera de Partido.
  Gozó de cerrados aplausos la gran función que extendió un mundo fantástico e imponente que demostró el aspecto de desarrollo del arte autóctono al combinar de modo tridimensional el vocal y los números instrumentales, la coreografía y el gimnasio con el multimedia 3D a nuestro estilo, la iluminación original y la pizarra humana vertical.
  Terminada la función, el Secretario General respondió con mano alzada a estruendosas aclamaciones de los espectadores y expresó su satisfacción por los éxitos en la función de los artistas que representaron con escenas épicas la veracidad y la invencibilidad de las ideas y causa del Partido del Trabajo de Corea invicto.