Efectuada VI sesión de Buró Político de VIII CC de PTC
  El Buró Político del CC del PTC convocó el día 19 en la sede de su Comité Central la VI sesión del VIII Período, con el fin de discutir los asuntos sobre las labores inmediatas y otros de importancia política del Partido y del Estado.
  En el encuentro hizo su presencia el Secretario General del PTC Kim Jong Un.
  Participaron los miembros del Presidium del Buró Político, y otros efectivos y suplentes del Buró Político del CC del Partido.
  El estimado compañero Kim Jong Un presidió la reunión.
  En la cita fue sometido a la discusión, ante todo, el asunto de celebrar con gran solemnidad el aniversario 110 del natalicio del gran Líder Kim Il Sung y el 80 del gran General Kim Jong Il.
  En la reunión se subrayó la importancia de convertir el Día del Sol y el de la Estrella Luz de este año en importantes motivos políticos para hacer más firme la inmutable voluntad de nuestro pueblo de llevar adelante hasta el fin bajo la dirección del Partido la causa revolucionaria del Juche iniciada y conducida por los grandes Líderes, y demostrar ante todo el mundo el elevado entusiasmo y el ímpetu revolucionario de todos los militantes del Partido y demás sectores de la población de abrillantar la década de 110 de la Era Juche como la de los triunfadores en el logro del desarrollo total del socialismo coreano.
  El Buró Político del CC del Partido concretizó las tareas de los órganos del Partido y del Estado, para celebrar con solemnidad dichos eventos como grandes festivales de la victoria y gloria que lucirán largamente en la historia de la patria.
  Y aprobó la resolución “Acerca de conmemorar con gran solemnidad el aniversario 110 del nacimiento del gran Líder Kim Il Sung y el 80 del gran General Kim Jong Il”.
  A renglón seguido, los participantes escucharon el informe de análisis sobre la actual situación en los alrededores de la península coreana y ciertos problemas internacionales, y deliberaron la orientación ulterior con respecto a EEUU.
  En la sesión, se dieron a conocer datos de que últimamente, EEUU realiza temerarias maniobras, cuestionando injustamente el legítimo ejercicio de la soberanía de nuestro Estado.
  Sólo en los años recientes después del encuentro cumbre Corea-EEUU, llevó a cabo centenares de simulacros militares conjuntos que se comprometió a cesar y disparos de prueba de armas estratégicas de distintos géneros, mientras que introdujo en Corea del Sur medios de ataque militar de punta e infiltró sus armas estratégicas nucleares en la región cerca de la península coreana, atentando gravemente la seguridad de nuestro Estado.
  Además, tomó imprudentes medidas de sanción a solas en más de 20 ocasiones, calumniando vilmente a nuestro Estado, y en particular, la actual administración norteamericana recurre obstinadamente a las maquinaciones por castrar nuestro derecho a la defensa nacional.
  Los hechos comprueban una vez más claramente que seguirá en adelante también su política hostil a Corea, mientras existe el ser  hostil que es el imperialismo norteamericano.
  El Buró Político del CC del Partido evaluó que han llegado al límite peligroso jamás tolerable la política hostil y amenaza militar de EEUU, pese a nuestros esfuerzos sinceros brindados por mantener la gran coyuntura de la distensión en la península coreana, después de la Cumbre en Singapur.
  Reconoció por unanimidad la necesidad de estar listos más cabalmente para hacer frente a la prolongada confrontación con el imperialismo norteamericano, y pasar a actos efectivos de consolidar de manera más confiable y sustancial nuestra fuerza física por defender la dignidad, soberanía e intereses del Estado.
  Asignó de nuevo las tareas políticas de defensa nacional para desarrollar sin demora los medios físicos más poderosos, capaces de aplastar seguramente los actos hostiles de EEUU contra Corea, que se tornan cada día más recrudescentes, y dio al sector correspondiente las instrucciones de reconsiderar el conjunto de las medidas que tomamos de antemano y de modo activo por establecer la confianza y revisar rápidamente el reinicio de todas las actividades suspendidas de modo provisional.
  La resolución aprobada en la presente sesión es una medida oportuna y justa para garantizar con firmeza la existencia y soberanía de nuestro Estado bajo la demanda apremiante del desarrollo de la revolución y la situación actual.