/ Economía - Otros
Lo que incumbe a nativos de esta tierra
  En la RPDC, el mes de marzo pertenece a la temporada primaveral en lo meteorológico, período apropiado a la repoblación forestal a la luz de la demanda ecológica de las plantas.





  A esta altura, se despliega por doquier en Corea una dinámica campaña masiva de la reforestación.
  Esta actividad se promueve según el proyecto forestal, elaborado con la visión al futuro de 10 ó 20 años.
  En todas las localidades transplantan los árboles que crecen bien en el ambiente de las zonas correspondientes y tienen alto valor decorativo.
  Lo hacen con las plantas altas en paseos, parques y campos de recreación pública, para que se aseguren suficientes condiciones de descanso. Además, se realiza la repoblación forestal en el sentido de crear de modo racional los bosques de materias primas oleaginosas, papeleras y de frutas silvestres, de acuerdo con las peculiaridades locales.






 
  Las posturas de árboles se cultivan no solamente en las almácigas creadas por doquier, por los funcionarios, trabajadores y escolares, deseosos de acondicionar mejor las localidades donde viven y trabajan, sino también en las fábricas, empresas, granjas y hasta patios del hogar.
  Con el fin de hacer que ellas cultivadas con gran esmero se arraiguen profundamente en las montañas y campos, toda la población define de modo correcto el tiempo de su trasplante, conforme a las características climáticas locales y lo realiza observando los requerimientos científico-técnicos.
  Todos están bien conscientes de que es importante plantarlas mucho y lo es más, elevar la proporción de su arraigo.
  El nativo de esta tierra debe hacer hermosos y fértiles los montes y campos de la patria: con tal conciencia, los directivos, trabajadores y escolares se alzan a porfía a la reforestación primaveral, con el mañana del territorio patrio cubierto con frondosos bosques en la mente.