/ Extra
Con la bandera de Songun en alto
  La década de 1990 del siglo pasado era un riguroso tiempo en la historia de la RPDC.
  Los coreanos lo llaman período de la marcha penosa y forzada.
  Ello motivó al gran General Kim Jong Il para practicar la original política de Songun.
  Ésta es el modo político de dar prioridad a los asuntos militares entre otros importantes del Estado, y tomar el ejército como pilar del país y grueso de la revolución para defender la dignidad del país y la nación y promover la construcción socialista en su conjunto.
  A la sazón, las fuerzas aliadas del imperialismo acaudilladas por Estados Unidos se aferraron más tenazmente que nunca, a las maniobras para aislar y estrangular a la RPDC, hablando pomposamente de su "derrumbe".
  La política de Songun era la llave para resolver el dilema: pueblo y guardia independiente o esclavo colonial del imperialismo.
  El gran General Kim Jong Il realizó la inspección sobre el puesto antiaéreo "Pinos Enanos", el primero de enero de 84(1995) de la Era Juche.



  En esa ocasión, él dijo que era la férrea convicción y voluntad del Partido del Trabajo de Corea prestar primordial atención al fortalecimiento del Ejército Popular, defender el socialismo a nuestro estilo con el fusil y llevar a cabo la causa revolucionaria del Juche iniciada por el gran Líder Kim Il Sung.
  Señaló asimismo que sobre la bayoneta del EP descansan la paz, la dichosa vida independiente y creadora del pueblo y la victoria del socialismo.
  Gracias a la política Songun aplicada por el gran General Kim Jong Il, se salvaguardó la patria, cuna de la vida de nuestro pueblo, y se abrió el ancho camino de la construcción de la potencia próspera.
  Y nuestra patria y pueblo se han hecho dignos y orgullosos.